Fotografía documental y lifestyle de recién nacidos, Buenos Aires, Argentina · Documentary & Lifestyle Newborn Photography, Buenos Aires, Argentina · Bautista, 12 días

Pronto más de este bombón y su familia ❤32865936602_035e6c9dc7_obau 3bau 2-3dip1

Anuncios

Fotografía documental y lifestyle de embarazo, Buenos Aires, Argentina · Documentary & Lifestyle Maternity Photography, Buenos Aires, Argentina · Sesión Lifestyle, P.D.& L. Esperando a Dante

Muy pronto Batman va a tener un hermanito =D 

Newborn & Baby Photography · Fotografia de Recien nacidos y Bebes Buenos Aires Argentina · gvfNewborn & Baby Photography · Fotografia de Recien nacidos y Bebes Buenos Aires Argentina · gvf

Fotografía documental y lifestyle de recién nacidos, Buenos Aires, Argentina · Documentary & Lifestyle Newborn Photography, Buenos Aires, Argentina · Juanita, 12 días

Juanita no había nacido y amigas de su madre volvieron a confiar en mi para hacer este regalo. Esta vez la homenajeada fue Lu, quién recibió esta sesión de fotos para celebrar la llegada de su primera hija.

El día fue ideal en todos los sentidos, y yo sabía que además de los padres de Juanita también me esperaba su hermana canina, otra belleza. Fue una sesión suuuuuuper linda y natural, muy relajada, donde todo fluye sin prisa, puro placer.

Agradecida a sus amigas por volver a pensar en mi trabajo y a ellos cuatro Lu, Gonzalo, Juani y Kika, que me hicieron sentir como en casa ¡GRACIAS!

Fotografía documental y lifestyle de recién nacidos, Buenos Aires, Argentina · Documentary & Lifestyle Newborn Photography, Buenos Aires, Argentina · Karim, 17 días

Y llegó Karim a la vida de esta familia, un bomboncito de 17 días a quien registré durante algunas horas, en su hogar, junto a sus padres.

16.12.20 5DM3_6686

Fue una sesión tan fluida, tan natural, un verdadero placer, conocer gente tan linda. Esto es sin dudas uno de los puntos fuertes de este oficio que tanto amo.

k 4

Y de Karim qué decir que no esté a la vista en las fotos, un bomboncito adorable.

k 2

Fue una sesión con muchas fotos divinas, tanto para ellos como para mi. Cuando todo fluye los resultados son espectaculares.

resumen 2

Fotografía documental y lifestyle de embarazo, Buenos Aires, Argentina · Documentary & Lifestyle Maternity Photography, Buenos Aires, Argentina · Esperando a Bautista

Nos conocimos cuando estaban esperando a Pili y Guada. En ese entonces hicimos la sesión de embarazo, luego la de las mellis con dos semanas de vida.

embarazo 2

Hace unos días volví al hogar donde esas sesiones tuvieron lugar, que ahora desborda de energía con ellas y sus casi cuatro años y medio dando vueltas, corriendo, saltando, jugando, dibujando, esperando y disfrutando, sin demasiada conciencia de que éstas son las últimas semanas antes de convertirse en las hermanas mayores de Bauti.

Y una vez más el placer de acompañar el crecimiento de las familias de mis clientes ❤

 embarazo

Las fotos, en papel

Estamos siendo responsables de un exceso de imágenes. Con los celulares o cámaras registrando instantes que creemos van a perpetuar un pedacito de nuestras historias. Sin embargo, acaban muriendo en un dispositivo (el móvil, la tableta, notebook, compu, el disco externo, la nube con suerte).

Los que tienen hijos, cuando se corta la luz, cuando el disco tira error, cuando el DVD o pendrive no se puede leer, cuando te roban el celu, cuando la tecnología falla ¿Cómo hacen para mostrarles su historia? No la tuya, la de ellos. ¿Tus hijos tienen fotos impresas de toda la catarata de fotos que tomás? ¿Y de tu niñez? Seguro tenés cientos de fotos, álbumes que podrías mostrarles durante horas contándoles detalles y anécdotas de tu vida y de los que te antecedieron.

Hay generaciones que se están quedando sin registro, sin fotos, años perdidos en discos que se corrompen, en celulares que se pierden, notebooks que van a parar a manos ajenas sin pedir permiso ni perdón por arrebatarte/les tus/sus recuerdos.

La virtualidad está llevándose consigo las historias de muchas familias. Conservá bien esos archivos, hacé back-up en distintos soportes, pero sobre todo, imprimí. De una copia en papel, se pueden hacer nuevas fotos y se puede digitalizar. Un archivo se pierde con mucha más facilidad entre los cientos y miles de fotos que venís haciendo desde que reemplazaste la cámara por el celu o la tableta, es un recuerdo que desaparece, que se esfuma para siempre.

No vas a poder recordar todo y las fotos suelen ser sobre momentos que querés guardar. ¿Cuántas veces volviste a ver las miles de fotos que venís haciendo en los últimos años?

Cada tanto tomate un tiempo para elegir las que te dibujan una sonrisa, las que te emocionan, las que te hacen feliz cuando las ves. Esas pocas, imprimilas, hacé un album. Juntalas en una caja, mandá a hacer un libro de fotos, asegurate que tus hijos tengan recuerdos, como tuviste vos y las generaciones que te precedieron. Ayudalos a que puedan contar su historia cuando la tecnología falle. Pensá en las fotos de cuando eras chico, las de papel que podés recordar. Hacé lo mismo con las digitales… ¿y?… ¿Se te hicieron presentes los últimos 5 gb?

No me canso de decirlo porque creo firmemente que las fotos son la memoria que vamos perdiendo. El pasaje a lugares y momentos que usamos cuando queremos recordar, revivir o entender mejor quiénes somos, de dónde venimos y lo que fuimos construyendo.

Imprimí las fotos de tus hijos, imprimí tus fotos.

fotos papel

Sesión de Comunión Candela · Fotografía de Chicos y Familias, Buenos Aires Argentina · Kids and Families Photography, Buenos Aires, Argentina

Hace unos días tuve el placer de ver lo divina que va a estar el día de su Primera Comunión. Las sesiones de Comunión son poco frecuentes en nuestro país pero son típicas en muchos otros. Lo genial de hacer estas fotos unos días o semanas previos a la ceremonia, es que no hay apuro para retratarlos, podemos elegir el lugar, hacer fotos posadas y muchas otras más espontáneas tomándonos el tiempo necesario para ello. La familia y el/la protagonista al estar sin los nervios y las corridas típicas de ese día, se distienden, disfrutan el momento y eso se refleja en las fotos que obtenemos.

Candela había empezado a cambiar dientes cuando la conocí en nuestra primera sesión. Ese año terminaba el jardín y su mamá tuvo la genial idea de registrar el cierre de esa etapa, una edad de tantos cambios, con una sesión de fotos que aún hoy nos resulta mágica.

Nos volvimos a encontrar en otra sesión importante, esta vez de su mamá cuando festejó sus 40 años con un book con amigas muy divertido, y ella por supuesto estuvo allí.

Para su Sesión de Comunión vino acompañada de su mamá y padrinos, con los que pasamos una hora súper divertida en un domingo de sol y temperatura perfecta.

Un honor que me elijan para momentos tan importantes en sus vidas, GRACIASSSS ❤

 

¿Fotografía Documental, Lifestyle o Posada? Un poco de info para entender mejor a la hora de elegir la que más te representa

Hay varios estilos por suerte dentro de la fotografía de familias, ninguno mejor que otro simplemente son diferentes maneras de ver la vida y de mirar.

doc life

Las sesiones POSADAS son ideales para quienes buscan retratos, para los que quieren obtener imágenes cuidadas. Es una sesión dirigida por el fotógrafo, en la cual se sugieren poses, vestimenta, locaciones y se modifica la escena o la luz para obtener los resultados buscados. Se recrean emociones o expresiones del modo más natural posible. Las sesiones de recién nacidos de estilo “NEWBORN” por ejemplo entran dentro de las posadas y actualmente solo las realizo en estudio porque es donde mejores resultados obtengo. El resto de las sesiones, Maternity, Babies, Chicos, Familias, Books, los realizo principalmente en exteriores porque prefiero la luz natural a pesar de todos los desafíos que representa. Y porque me gusta hacer fotos en entornos naturales, exteriores o interiores.

Disfruto de la fotografía posada, una parte de mi personalidad la necesita y es feliz haciéndola. Me deja ser perfeccionista, obsesiva por los detalles y me permite además ofrecer a mis clientes variedad de estilos. No podría hacer solo uno, cualquier rutina me mata.

Ahora si me preguntás qué prefiero, cuál elegiría para tener recuerdos, o recomendarte con los ojos cerrados sabiendo que son las ideales para tu familia a largo plazo, las que más van a atesorar tus hijos o vos en muchos años, entonces elijo lo documental o lifestyle. Estos dos estilos tienen una intención distinta a la de la fotografía posada, buscan contar historias, crear recuerdos.

En la fotografía posada buscamos obtener retratos espectaculares, porque  ¡vamos! ¿quién no quiere tener fotos donde se ve genial? ¡Yo quiero! y muchos de mis clientes también, para eso nos preparamos, la pensamos, buscamos la mejor hora, la ropa que mejor los represente y quede mejor en cámara para obtener fotos divinas.

Ahora, si las poses no son lo tuyo, si te resulta muy armado o poco real, entonces lo ideal es lo DOCUMENTAL ó LIFESTYLE donde el propósito es registrar a tu familia en su hogar, en su  entorno, con sus cosas, rutinas, gestos, las particularidades como conjunto, los vínculos entre sus miembros, sin tanto mirar a cámara y más a los tuyos.

El estilo documental es un registro real, honesto, directo. Lo que ves es lo que es. El fotógrafo no interfiere ni modifica ningún elemento en la escena ni la luz existente, no se sugieren actividades, vestimenta, locaciones o poses. Simplemente se registra la vida tal cual va sucediendo y en el hogar de la familia o en lugares que le sean propios. Para quienes buscan obtener fotos naturales, sin poses, para quienes ven belleza en lo real y no algo a perfeccionar. No son fotos hechas con el fin de “mostrar”, sino de contar una historia, registrar quienes somos, para convertirse en la memoria que vamos perdiendo. Un estilo de fotos que con el correr del tiempo transforma lo que hoy es cotidiano y pasa desapercibido, en un recuerdo invaluable. Estas sesiones llevan más tiempo, ya que durante al menos un par de horas el fotógrafo será un testigo invisible en la vida de esa familia. Las fotos muestran situaciones reales, interacciones reales, gestos, miradas, siempre entre los miembros de la familia, no hacia la cámara.

Lifestyle es una versión más light de lo documental. El fotógrafo puede sugerir recrear actividades cotidianas y típicas de la familia, o modificar un poco la escena para lograr una cobertura lo más real posible, pero un poco editada. Si hay que correr una cortina o acercarse a una ventana para realizar una actividad típica de la familia, se hace. Si algunos elementos interfieren en la escena, que debe seguir siendo real pero un poco más prolija si se quiere, entonces se modifica lo que haga falta. Pero no mucho más, la idea es recrear situaciones reales, cotidianas.

Este es un estilo de fotografía que a menudo se presta a confusión entre colegas, y que  también el nombre muchas veces lo habrás visto -o verás- escrito incorrectamente, separado como si fuesen dos palabras, cuando es una: Lifestyle (no Life Style). O lo que es peor, todo junto pero con una mayúscula en el medio (LifeStyle ¡?!!!, así tampoco). Lo mismo sucede con “Newborn” (las fotos posadas de recién nacidos), que al igual que “Lifestyle” se escribe todo junto y sin mayúsculas en el medio.

El lifestyle (o estilo de vida) es una versión menos ortodoxa de la fotografía documental de familias, digamos que nos tomamos más licencias, podemos dirigir un poco, pero el punto principal es que las fotos sean de momentos reales y que cuenten sobre la vida de la familia, la conexión entre sus miembros, su entorno, sus hábitos, sus personalidades, detalles que pasan desapercibidos en un simple retrato.

Para resumir entonces:

· La fotografía documental es la vida tal cual es, sin intervención del fotógrafo. No cambiamos nada en la escena, no sugerimos nada, no movemos gente si la luz no es la ideal, no prendemos luces, ni corremos cortinas, no emprolijamos nada, no retocamos en post nada que cambie lo existente. Documentamos lo que estamos viendo, no disfrazamos nada, simplemente se muestra todo tal cual es, allí radica su encanto. El fotógrafo se vuelve una mosca en el ambiente, somos invisibles, o eso intentamos.

· En lifestyle podemos intervenir, guiar o emprolijar visualmente y contar así la historia, se tiende a registrar la realidad en su faceta más “linda”, más ordenada. Si cambiando algo mejoramos el modo de contar la realidad de esa familia, lo hacemos, siempre sin alterar su esencia, su identidad.

· Y en la fotografía posada, bueno eso, hacemos y mostramos lo que queremos mostrar, lo importante es obtener el retrato o la foto en que nos veamos divinamente bien. Pueden ser fotos espontáneas pero no tienen como fin contar una historia 😉

doc lifeHay momentos donde cada uno de estos estilos será el ideal, lo importante es saber qué buscar y qué te puede ofrecer cada uno.

Las fotos son nuestra memoria, nuestros futuros disparadores de recuerdos.

Cada cual elige lo que lo hace vibrar.

Sesión Baby Bautista, 11 meses · Fotografía de bebés Buenos Aires, Argentina · Baby Photography Buenos Aires, Argentina

Nos conocimos por primera vez, en octubre del 2015 cuando hicimos las fotos del embarazo, un día gélido en plena primavera. Luego reforzamos nuestra relación en su sesión newborn, era un mini bombón.
Y hace unos días nos volvimos a encontrar para festejar nuestra amistad, bue, en realidad para hacer las fotos previas a su primer cumple, pero el vínculo está más fuerte que hace un año jajjajjaja ;p
El bombón de Bauti, a sus 11 meses y 3 semanas 

29989160653_b45afc9d3f_b

El poder de la fotografía

fotos-gvf-2Algunos eventos cercanos a mi entorno, vuelven a poner de manifiesto lo que siento y creo sobre el poder de una foto. Casera o profesional, una foto o varias, son pasajes directos para viajar en el tiempo.

Por eso me gusta tanto registrar momentos, gestos, miradas, abrazos, caricias, festejos, carcajadas, caprichos, berrinches, pucheros, sonrisas compradoras. Formas. La del remolino en la cabeza de los más chiquitos, las manos sin nudillos aún a la vista o con ellos, según la etapa en que se encuentren. La forma de los ojos y sus cambios al mirar y expresarse. El perfil, que tanto cambia con el paso del tiempo. La forma en que una mano hace contacto con el otro, para mimarlo, amarlo o contenerlo.

Y si bien lo mejor es vivir el presente, las fotos se transforman en la memoria que vamos perdiendo. Porque mucho, más de lo que nos gustaría, se nos escapa. Y ahí están las imágenes de estos detalles o momentos, para transportarte a esa etapa en que tu bebé sacaba la lengua todo el tiempo mientras vivía su dentición. Para revivir el modo en que se miraban cuando le dabas el pecho, cuando tomaba su mamadera. Para recordar el tamaño de su cuerpo sobre el tuyo, para volver a sentir el olorcito embriagador de tu bebé. Ese que quedaba impregnado en tus manos, en tu cuerpo, que ahora cuando ves las fotos se vuelve vívido y podés por minutos sentirlo una vez más. Las fotos despiertan otros sentidos, no son sólo algo visual.

¿Querés ver cómo era tu vida cuando tu memoria estaba ocupada en absorber el mundo que te rodeaba? Ahí están las fotos, porque lo cotidiano se escapa. Ahí están las fotos, contándote como era tu mundo, tu familia, tu hogar cuando tu memoria te falla. Para darte fuerzas en un momento difícil, para que tengas presente quienes están con vos aunque no estén. Para que veas la vida por la que estás luchando. Desde las fotos te sonríen o te conmueven quienes hacen fuerza con vos.

Las fotos son poderosas, cuentan cosas, hablan de lo que se calla, muestran y provocan emociones para un público sin límites de edad, geografía, raza, credo. Las fotos son lenguaje universal.

Por todo esto y mucho más es que amo hacer lo que hago. Eventos o sesiones, da igual. Cuando trabajo con recién nacidos, bebés o chiquitos, les digo siempre a mis clientes que hoy ellos son guardianes de las fotos pero mi trabajo tiene un destinatario a largo plazo. Lo hago pensando que en unos años mis clientitos se podrán reconocer en ellas. Para que cuando les llegue el turno de estar en el lugar de sus padres puedan ver todo lo que veo y que probablemente no van a recordar.

Me encanta hacer retratos, los hago con placer, los disfruto, pero no trabajo para el portarretratos. Mi fin, mi meta, lo que intento lograr con mayor o menor éxito, lo que me emociona y más me moviliza es registrar quienes son y el modo en que se relacionan. Dejarles un poco de su historia, para que la tengan a mano cuando la necesiten revivir, para recobrar fuerzas, emocionarse o sonreír.

Es la misión que tenemos por delante quienes hacemos fotografía documental o lifestyle de familias, dejar algunos retratos pero por sobre todo recuerdos, fragmentos de sus historias.